+56 9 74275998 / +56 9 84672819 / +56 9 98647567

Vendo Terreno En Cañete, V 1224-80-CBR-01.21

Vendo terreno en Cañete. 

Vendo terreno en Cañete , es un hermoso terreno ubicado en la comuna de Cañete, es una superficie  con  tierras fértiles para poder realizar plantaciones de diferente índole. Además, está alejado de zonas de conflicto, ya que se encuentra ubicado en un recinto privado, con vecinos  cálidos y acogedores, esto hace que la convivencia sea de carácter  agradable lo que lo convierte es un espacio ideal para vivir fuera de la ciudad, lo cual es óptimo para poder brindar un nicho especial  como recinto  para vacacionar. El acceso a la propiedad es mediante vehículo particular.

El terreno consta de 11 hectáreas cuya calidad de suelo permite una variedad de cultivos.

Características indicadas, salvo error u omisión.

Llamar: 941800002 – 942592382

Vendo Terreno En Cañete, V 1224-80-CBR-01.21

  Recuerda, si andas buscando una propiedad para comprar  o arrendar en Google nos encuentras como Ramírez Propiedades  o bien como Ramírez Propiedades punto cl, si estás interesado podemos ayudarte a encontrarla, sólo indícanos que es lo que buscas para poder hacerlo y te llamaremos para para que nos digas con mayor precisión qué es lo que necesitas.

Además, realizamos la gestión hipotecaria con distintas instituciones de manera de presentar las mejores condiciones para la compra.  Consúltanos

Ramírez Propiedades . cl

Vendo terreno en Cañete, V 1224-80-CBR-01.21

Ramírez Propiedades esta para hacer realidad tus sueños confía en nosotros te ayudaremos a encontrar tu nuevo hogar.

CÓMO SERÁ EL MAR

Tu nombre ¡o mar! en mi interior resuena;

despierta mi cansada fantasía:

conmueve, engrandece al alma mía,

de entusiasmo férvido la llena.

Nada de limitado me comprime,

cuando imagino contemplar tu seno;

aludo, melancólico y sereno,

o frente augusta; tu mugir sublime.

Serás ¡oh mar! magnifico y grandioso

cuando duermas risueño y sosegado;

cuando a tu seno quieto y dilatado

acaricie el ambiente delicioso?

¿Cuando soberbio, ardiente, enfurecido

gimiendo te abalances hasta el cielo:

cuando haga retemblar al ancho cielo

de tus inquietas aguas el bramido?

Dulce será la luz del claro día

si en tus diáfanas ondas reverbera;

grata el aura y la roca que altanera

tus impulsos vehementes desafía.

Creo ver en tu imperio turbulento

la excelsa eternidad en su palacio,

dominando en el mundo y el espacio,

midiendo la extensión del firmamento.

De la divinidad eres idea;

del mundo miserable poesía

la dulce admiración del alma mía;

con tu vista el Eterno se recrea.

La rama de la playa, que distante

en tu inquieta extensión vaga perdida,

como el recuerdo triste de la vida

en la mente del hombre agonizante.

De la luna fulgente la luz pura,

al través de la nube borrascosa,

cual memoria de madre cariñosa

en medio de una amarga desventura.

De embarcación el mísero deshecho

que gire por tu seno sosegado,

como presentimiento desgraciado

que hace agitar del navegante el pecho.

Todo, todo lo harás interesante:

¿no te habré de admirar? ¿Será vedado

a mis oídos tu mugir sagrado

Y siempre, siempre te tendré distante?

¿La mano del dolor que me comprime,

a perecer cautivo me destina

entre paredes de ciudad mezquina

sin venerar tu majestad sublime?

¿O a ti, me llevará la suerte impía,

cubierto de dolor, sin tener padre;

sin mi dulce adorada; sin mi madre,

lanzado, ay triste, de la patria mía?

 Guillermo Prieto