+56 9 74275998 / +56 9 84672819 / +56 9 98647567

En Venta Casa En Rancagua Centro V 1155-102-RC-8.20

En venta casa en Rancagua Centro.

En venta casa en Rancagua centro; la propiedad está ubicada en un excelente sector de la ciudad que se caracteriza por ser muy tranquilo. Se encuentra cerca de colegios, de un supermercado, de un  centro médico. Por ubicarse a sólo diez minutos del centro cuenta con todo tipo de  locomoción, además tiene un acceso expedito y rápido a la ruta 5 sur. Es decir, una casa ideal para tu familia.

La propiedad se estructura en tres niveles distribuido en:

  • Living Comedor
  • Bodega
  • Logia
  • 3 Dormitorios
  • 2  Baños
  • Ante jardín
  • Estacionamiento techado
  • Amplio patio con piscina

Sin perjuicio de lo anterior, en este enlace puedes ver más opciones de Casas.

Características indicadas, salvo error u omisión.
Llamar: 942129895 -941800002

En venta casa en Rancagua centro

En venta casa en Rancagua centro con piscina

Recuerda, si andas buscando una propiedad para comprar  o arrendar en Google nos encuentras como Ramírez Propiedades  o bien como Ramírez Propiedades punto cl, si estás interesado podemos ayudarte a encontrarla, sólo indícanos que es lo que buscas para poder hacerlo y te llamaremos para para que nos digas con mayor precisión qué es lo que necesitas. Además, realizamos la gestión hipotecaria con distintas instituciones de manera de presentar las mejores condiciones para la compra.  Consúltanos

Ramírez Propiedades . cl

En venta casa en Rancagua

Si estas pensando vender o arrendar tu casa o buscas un inmueble para ti, no dudes en llamarnos..

Círculo

Ayer jugaba el mundo como un gato en tu falda;
hoy te lame las finas botitas de paloma;
tienes el corazón poblado de cigarras,
y un parecido a muertas vihuelas desveladas,
gran melancólica.

Posiblemente quepa todo el mar en tus ojos
y quepa todo el sol en tu actitud de acuario;
como un perro amarillo te siguen los otoños,
y, ceñida de dioses fluviales y astronómicos,
eres la eternidad en la gota de espanto.

Tu ilusión se parece a una ciudad antigua,
a las caobas llenas de aroma entristecido,
a las piedras eternas y a las niñas heridas;
un pájaro de agosto se ahoga en tus pupilas,
y, como un traje obscuro, se te cae el delirio.

Seria como una espada, tienes la gran dulzura
de los viejos y tiernos sonetos del crepúsculo;
tu dignidad pueril arde como las frutas;
tus cantos se parecen a una gran jarra obscura
que se volcase arriba del ideal del mundo.

Tal como las semillas, te desgarraste en hijos,
y, lo mismo que un sueño que se multiplicara,
la carne dolorosa se te llenó de niños;
mujercita de invierno, nublada de suspiros,
la tristeza del sexo te muerde la palabra.

Todo el siglo te envuelve como una echarpe de oro;
y, desde la verdad lluviosa de mi enigma,
entonas la tonada de los últimos novios;
tu arrobamiento errante canta en los matrimonios,
cual una alondra de humo, con las alas ardidas.

Enterrada en los cubos sellados de la angustia,
como Dios en la negra botella de los cielos,
nieta de hombres, nacida en pueblos de locura,
a tu gran flor herida la acuestas en mi angustia,
debajo de mis sienes aradas de silencio.

Asocio tu figura a las hembras hebreas,
y te veo, mordida de aceites y ciudades,
escribir la amargura de las tierras morenas
en la táctica azul de la gran danza horrenda
con la cuchilla rosa del pie inabordable.

Niña de las historias melancólicas, niña,
niña de las novelas, niña de las tonadas,
tienes un gesto inmóvil de estampa de provincia
en el agua de asombro de la cara perdida
y en los serios cabellos goteados de dramas.

Estás sobre mi vida de piedra y hierro ardiente,
como la eternidad encima de los muertos,
recuerdo que viniste y has existido siempre,
mujer, mi mujer mía, conjunto de mujeres,
toda la especie humana se lamenta en tus huesos.

Llenas la tierra entera, como un viento rodante,
y tus cabellos huelen a tonada oceánica;
naranjo de los pueblos terrosos y joviales,
tienes la soledad llena de soledades,
y tu corazón tiene la forma de una lágrima.

Semejante a un rebaño de nubes, arrastrando
la cola inmensa y turbia de lo desconocido
tu alma enorme rebasa tus hechos y tus cantos,
y es lo mismo que un viento terrible y milenario
encadenado a una matita de suspiros.

Te pareces a esas cántaras populares,
tan graciosas y tan modestas de costumbres;
tu aristocracia inmóvil huele a yuyos rurales,
muchacha del país, florida de velámenes,
y la greda morena, triste de aves azules.

Derivas de mineros y de conquistadores,
ancha y violenta gente llevó tu sangre extraña,
y tu abuelo, Domingo Sánderson fue un HOMBRE;
yo los miro y los veo cruzando el horizonte
con tu actitud futura encima de la espalda.

Eres la permanencia de las cosas profundas
y la amada geografía llenando el Occidente;
tus labios y tus pechos son un panal de angustia,
y tu vientre maduro es un racimo de uvas
colgado del parrón colosal de la muerte.

Ay, amiga, mi amiga, tan amiga mi amiga,
cariñosa, lo mismo que el pan del hombre pobre;
naciste tú llorando y sollozó la vida;
yo te comparo a una cadena de fatigas
hecha para amarrar estrellas en desorden.

Pablo de Rokha

Contactar Agente

  • Rosa Ana Colina Veliz

    Agente Inmobiliario
    Emailrosaana@ramirezpropiedades.cl
    TELÉFONO+56942129895